¿Qué es Seguridad social para todos?

Seguridad social para todos es el programa social y educativo más importante de la región y está dedicado a construir los cimientos de una cultura en seguridad social que poco a poco sensibilice a la población en general acerca de los valores y principios que la sustentan, poniendo a disposición de todas las personas, sin importar edad o situación económica, y del conjunto de las jurisdicciones educativas, herramientas informativas amenas sobre temáticas relacionadas con la materia.

La iniciativa parte de la premisa de que la seguridad social está presente en todas las etapas de la vida de las personas, pero en general se ignora su presencia y se desconocen sus aportes en favor de una vida más digna. Aún en la actualidad, una proporción importante de las poblaciones de los países de América Latina carecen de protección social y peor aún, no la entienden como un derecho exigible en toda sociedad. El origen de esta realidad responde a numerosos factores, entre los que se destacan la falta de información y de educación, así como una condición social de exclusión en la cual no se pudo disfrutar ni valorar un esquema de protección social. Esta situación de desinformación genera numerosos prejuicios relacionados con la seguridad social, entre los que pueden mencionarse ideas como soy joven, no necesito a la seguridad social; para qué aportar, si falta mucho tiempo para mi pensión; la seguridad social es costosa, o para qué sirve aportar si en este país las situaciones cambian tan rápido que cuando necesite una prestación seguro que no va a existir. El programa Seguridad social para todos pretende evitar nuevos prejuicios así como reducir los efectos negativos de los ya existentes. Es decir, pretende que la seguridad social salga a la luz, como factor de cohesión social, facilitando que la sociedad en su conjunto tenga presente los beneficios que su práctica consciente aporta. En ese sentido, la formación y la divulgación de los valores y principios de la seguridad social como una actividad complementaria dirigida a niños y adolescentes de entre 9 y 17 años de edad, en la cual se considere el desarrollo de actividades y dinámicas de formación que respeten las características propias de cada edad y de su entorno cultural, representan un poderoso antídoto contra la generación y el desarrollo de nuevos prejuicios hacia la seguridad social. La importancia de dirigirse a esta parte de la población se evidencia en numerosas temáticas, como la ecología y el cuidado del ambiente, en las que los niños y los jóvenes han desempeñado un papel fundamental en la divulgación de la información y en el despertar de la conciencia de sus mayores, siendo los protagonistas de un esquema de formación de abajo hacia arriba, como factores de cambio. A su vez, y para complementar la formación dirigida a los jóvenes, el programa incluye acciones de comunicación social dirigidas al público en general, utilizando los canales de educación no formal, así como los medios de comunicación, Internet, redes sociales, etcétera.