Día mundial de la Salud 2016. La lucha contra la diabetes

El Día de mundial de la Salud, celebrado desde 1950 el séptimo día de abril de cada año, se encuentra centrado en esta ocasión en una de los enfermedades no transmisibles que mayores defunciones causa en el mundo: la diabetes.

De acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud, en 2008 se estimaba que unas 347 millones de personas padecían esta enfermedad alrededor del mundo, de las cuales la mayoría se encontraban en países de ingresos medianos y bajos y para el 2012 se calculó que dicha enfermedad fue la causante directa de 1.5 millones de muertes, especulándose que para 2030 será la séptima causa de defunciones a nivel global.

De igual forma, en el Continente Americano se estimaba en 2011 que alrededor de 62,8 millones sufrían esta enfermedad, llevándola a proporciones epidémicas de acuerdo a James Hospedales, director ejecutivo de la Agencia de Salud Pública del Caribe (CARPHA) y Asesor principal en enfermedades no transmisibles de la OPS/OMS, organismo que a su vez estima que el número de personas diabéticas en la región pase de 25 millones a 40 millones para el año 2030. En Norteamérica y los países no hispanos del Caribe este número podría ascender de 38 a 51 millones durante este mismo período.

A su vez, la diabetes infantil es un fenómeno que también va en aumento, pues entre el 7% y 12% de los niños del continente son obesos o tienen sobrepeso, factor íntimamente ligado con la enfermedad y que derivan de estilos de vida sedentarios y malos hábitos alimenticios.

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia, que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.

*Nota elaborada por Ricardo Irra con información de la OPS/OMS